Después de ti… Me siento florecer.

 

Permití que te acercaras y casi me robaras el corazón,

que me tocaras y conocieras mi interior,

que me marcaras para toda la vida,

que me buscaras únicamente cuando me necesitabas,

a veces sí, a veces no.

Disfruté de tu compañía y tus caricias,

la manera en que me veías y me sonreías,

las palabras que decías y tu habilidad para inspirarme,

tu cariño y esa forma de hacerme sentir especial.

Ahora decidí ser “egoísta” y pensar en mí,

decidí que quería mucho más de ti,

entendí que no debo exigir tu atención,

uno da lo que quiere dar, de la forma que desea y a quien le interesa,

y si entonces no soy tu prioridad

¿para qué te quiero aquí?

Elegí a quien dedicarle mi tiempo,

a quien abrazar y con quien compartir todo de mi.

También decidí alejarme de personas que no me hacen bien,

como tú,

y de situaciones que no me hacen sentir mejor,

como el tenerte cerca.

Decidí que soy importante,

y quien desee estar conmigo

deberá considerarme como tal,

porque así lo querrá.

Te expresé lo que espero de ti.

También te pregunté lo que piensas de mí,

tus monosílabos, pocas palabras y silencios

me ayudaron a entenderlo.

No hay motivos para tenerte en mi vida, ni siquiera uno.

Decidí que no voy a cegarme más y esperar algo de ti,

algo que nunca has estado dispuesto a dar.

Estoy tranquila porque estoy pensando en mi,

en mi bienestar físico y emocional.

Decidí aceptar ese abrazo largo

y que tú besaras mi mano

aquel día de la despedida,

acepté lo que me ofrecías,

simplemente decidí no conformarme con ello

porque quiero y merezco mucho más,

o al menos algo diferente a lo que tú me quieres dar.

Yo quise darte todo y no me aceptaste,

pero afortunadamente,

no todos queremos ni buscamos lo mismo,

alguien lo hará y a mi lado estará.

Te deseo mucha suerte,

y agradezco tu presencia durante estos meses.

Aprendí que no soy una persona fría,

que quiero sentirme querida e importante,

que quiero libertad para demostrar mi cariño,

eso lo aprendí gracias a ti.

Recordé lo que soy,

pienso en lo que te quise dar

y no fuiste capaz de aceptar.

Por ello te guardaré en mi corazón,

ahí te dejaré, y aunque no te olvidaré

decidí no mantenerme cerca de ti

ni deseo tenerte cerca de mí.

Me siento tranquila y me siento aliviada,

así tomando decisiones cambio de página,

y libero la carga que llevaba.

Siento que estoy a punto de florecer.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s